Viajes

Egipto, algo más que la tierra de los faraones

Egipto es mucho más que la tierra de los faraones y sus pirámides y, aunque sólo fuera por eso, ya merece ser visitado alguna vez en la vida. Pero hay más, como por ejemplo, visitar la imponente presa de Aswan a través de un crucero por el majestuoso Nilo, a cuyas orillas se desarrolló una de las civilizaciones más importantes de la Historia que ha dejado numerosas obras que no debemos perdernos, como Abu Simbel, el templo erigido a Ra y Amón, o el Valle de los Reyes, en la ciudad de Lúxor.

El Cairo cautivador

Pero sin duda es El Cairo la ciudad que nos cautivará. Un compendio de antigüedad y modernidad, donde siguen conviviendo las casas de adobe con los más modernos rascacielos, y en el que se entremezclan dos modos de vida: uno, que conserva el estilo de lo clásico, junto a otro que se va occidentalizando en sus costumbres.

Símbolo de Egipto son las tres pirámides de Giza, Keops, Kefren y Micerinosse. Junto a ellas, la esfinge observa el valle bajo su mirada atenta.

En la capital de Egipto existen numerosos hoteles de lujo de las más prestigiosas cadenas hoteleras mundiales con todas las comodidades y servicios imaginables para hacer nuestra estancia lo más placentera posible. Pero aunque los hoteles son excepcionales, no hay que peder la ocasión de, al menos una noche, dormir en una amplia haima construida en pleno desierto junto a las más increíbles obras arquitectónicas

Espíritu aventurero

Y otra de las opciones que no debemos desaprovechar en estas tierras es convertirnos por un tiempo en aventureros dispuestos a descubrir nuevos secretos arqueológicos que sin duda continúan ocultos, como prueba el hecho de las innumerables expediciones que para tal fin continúan en activo en estos nuestros días.