Hoteles

Disfrutar Praga en el Mandarin Oriental

hotelmanada

Situado a orillas del río Vltava, en un edificio histórico perfectamente conservado, el hotel Mandarin Oriental es una de las mejores opciones para disfrutar de la bella ciudad de Praga. La capital de la República Checa es una ciudad con historia, edificios monumentales, de gran tradición cultural, pero que de unos años a esta parte ha experimentado una notable modernización. Esa mezcla la hace todavía más atractiva.

Desde las lujosas suites del hotel se puede disfrutar de las maravillosas vistas al Castillo de Praga, y podemos ir paseando hasta el Puente de Carlos o las populares plazas de Old Town y Wenceslas.

Suites de lujo

El hotel cuenta con 99 habitaciones perfectamente equipadas, aunque son sus diferentes suites las que harán de nuestra estancia un placer inolvidable. Amplias, elegantes, que combinan el carácter histórico del entorno con elementos de diseño contemporáneo.

Existen suites familiares y otras para parejas, con acceso directo al spa.

Espectacular spa

Pero si por algo destaca el hotel Mandarin Oriental es por su espectacular spa, el único del mundo ubicado en una antigua capilla renacentista. Distribuido entre dos plantas, el spa ofrece un ambiente sereno y relajante en el que poder disfrutar de relajantes masajes o completar los distintos circuitos de agua.

Cuenta el hotel con el conocido restaurante Essencia, en el que poder degustar platos de la moderna cocina checa así como de los atractivos de la cocina asiática.

También, en el bar Barengo, se puede disfrutar de los variados cócteles preparados por el experimentado barman y de las conocidas y apreciadas cervezas locales.

Los precios de las habitaciones oscilan desde los 180 hasta los 500 euros.