HotelesOtros articulosViajes

Descansos de lujo: clubs privados

La industria del lujo se adapta permanentemente a las necesidades de su público consumidor  y otras veces crea esas necesidades. Para muchos empresarios muy conocidos, el público no siempre sabe lo que quiere, es el empresario quien debe generar y cubrir esa necesidad. Por ejemplo, Ford, el creador de la marca a principios del siglo XX, decía que si le hubiera preguntado al público que era lo que necesitaba, le hubieran dicho que un caballo más grande y poderoso. El les dio un automóvil.

Los clubs privados son en parte una necesidad cubierta y por otra parte, una necesidad creada. Todo el tiempo es importante ofrecer formas mejores y sofisticadas para tener un descanso placentero. Un club privado tiene todo tipo de opciones en ese sentido: spa, golf, los mejores restaurantes, discotecas, tiendas exclusivas y los servicios al máximo nivel.

Por otra parte, la seguridad que ofrecen estos clubs privados de vacaciones, es fundamental. Muchas veces se localizan en destinos que nos son especialmente seguros. La privacidad es otra necesidad de los ricos y famosos, cuando de verdad quieren descansar sin mayores consideraciones.

En ninguno de estos clubs pueden faltar las playas privadas, muchas veces interiores, las amarras para las embarcaciones propias o alquiladas  y por supuesto, los astilleros, faltaba más.

Y como el lujo crece más que nada en China, es ahí donde se centran los mejores proyectos. Por ejemplo, el Fourwinds Resorts, con cierta cantidad de capitales españoles, promete ser los mejor del país asiático.