Vehículos

Un deportivo descapotable exclusivo

descapotable

El buen tiempo invita a descapotar el propio vehículo, es decir, a retirar la capota superior para convertirlo en un vehículo para disfrutar del buen tiempo mientras se recorren las carreteras de algún bello lugar del mundo. En los últimos años, algunos modelos de vehículo de gama media han sido presentados con esta opción, y lo cierto es que han tenido gran acogida por parte del público.

Sin embargo, la idea de deportivos que se pueden descapotar están asociados con cómo identificar coches de lujo, y estos están solo al alcance de solo unos cuantos. La mayor parte de las marcas más prestigiosas en la fabricación de vehículos disponen de modelos deportivos de lujo, pero es el Mercedes SLS el considerado el  modelo más completo, tanto por crítica como por usuarios.

Mercedes SLS, un coche para disfrutar del verano

Con un motor de 571 CV y de 8 válvulas de inyección directa con siete marchas de cambio automático, esta máquina no tiene nada que envidiar a su gemelo en modelo cupé. Su aceleración, de 0 a 100 en poco más de 3 segundos, lo convierten en el más rápido de todos los modelos descapotables de gama alta, y además tiene una velocidad máxima de 317 kilómetros horarios.

Exteriormente es un buen homenaje a los clásicos coches de Mercedes, el SLS recupera el estilo europeo, pero con líneas más redondeadas y acordes a los gustos del s. XXI. Quienes busquen comparaciones con el modelo en coupé no encontrarán grandes diferencias entre uno y otro modelo, quizás, la más evidente sea que, debido a la capota que se retira, el modelo descapotable tiene la apertura de las puertas con el clásico sistema lateral.

Un coche descapotable exclusivo de Mercedes

Mercedes ha cuidado al detalle cada uno de los aspectos de este vehículo único, y esta atención se refleja en el precio, que supera los 220.000 euros.