Joyas

Cuidado de los diamantes

Para quienes tienen la suerte de tener alguna joya con diamantes, aún si son pequeños y no de enorme valor, saber algunos cuidados básicos de los mismos, ayuda a mantenerlos en perfectas condiciones y evita algún que otro disgusto. Igualmente con las piezas de valor es muy importante hacer una visita anual a nuestro joyero de confianza para que verifique que todo está en orden, y realice las reparaciones que sean necesarias.

Si bien los diamantes son por definición las piedras más duras, eso no quiere decir que no se dañen en presencia de algunos agentes relativamente comunes en nuestra vida. Si por ejemplo, tenéis un anillo de compromiso con un diamante, es fundamental quitárselo si se va a realizar una tarea donde pueda ser dañado con un líquido agresivo. De hecho es importante quitarlo al lavarse las manos. Tal vez esto les parezca exagerado, pero todos los joyeros tienen anécdotas de diamantes dañados por someterlos a situaciones increíbles.

Para hacerle una limpieza casera se puede usar un jabón líquido neutro y sin perfume, de lavavajillas. Con un cepillo pequeño debajo del agua del grifo, cepillamos con suavidad y enjuagamos muy bien. Es muy importante secarlo posteriormente con una tela muy limpia y sobre todo suave. Claro que si el anillo tiene otras piedras, existen otros métodos para resaltarlas. Igualmente el jabón neutro no las dañará.

Igualmente es muy importante la consulta con el joyero quien con seguridad nos dará sus métodos propios para mantener nuestras joyas, especialmente si tienen diamantes, en perfectas condiciones.