Otros articulos

Comprar una isla ahora es posible

Hasta hace unos años el ser propietario de una isla privada estaba al alcance de muy pocos. Hoy no es que se puedan adquirir en los grandes almacenes, pero la actual situación económica ha llevado a que muchos países y particulares pongan en venta pequeños paraísos sobre el mar a precios más asequibles por todo el mundo.

Pero, ¿de qué precios estamos hablando? Según ha trascendido estos días, la isla más barata del mundo es Mc Gibbon Island (Canadá), que se puede adquirir por cerca de 30.000 dólares. Este pequeño islote está muy cerca del resort de deportes de aventura Hartt Island. Eso sí, la propiedad carece de cualquier elemento arquitectónico, por lo que sería necesario construir una vivienda para poder disfrutar de ella, así como un embarcadero de acceso, etc.

La más cara, en Grecia

Por contra, la isla más costosa del mundo es la isla de Patroklos (Grecia), con un valor próximo a los 190 millones de euros. El precio lo ha fijado el propio gobierno heleno, que ha tasado numerosas islas propiedad del estado para venderlas y otras para comercializarlas en régimen de alquiler, dada su actual situación de debilidad económica.

Isla Mavuva

También podemos encontrar verdaderos paraísos como la isla Mavuva (Oceanía), que ocupa 17 hectáreas y se comercializa por porciones de 97.000 euros. Es una de las 43 islas no protegidas que se venden en el país polinesio y está rodeada de un arrecife de coral. Unas 90 parcelas se encuentran a la venta.

En España no hay islas en venta, pero sí existe la posibilidad de alquilar una, en concreto la isla del Burguillo, ubicada en un embalse de la provincia de Ávila. Su principal atractivo es el castillo medieval con el que cuenta, y en el que se puede pernoctar por 500 euros la noche.