Joyas

Colección Juste un Clou de Cartier

Cuando una marca me parece interesante  y por supuesto que Cartier es algo más que interesante, trato de mantenerme al tanto de sus colecciones. Si se trata de una firma con tienda en nuestra ciudad, ir por ahí cada tanto es un placer que me doy con frecuencia. Si no es el caso, o simplemente no tengo tiempo, visito la Web. Con Cartier casi siempre me pasa lo mismo, al visitar su Web es imposible no tentarse con la mayoría de lo que vemos  y los motivos sobran.

En joyería ocurre últimamente que por intentar destacar, se pasa un poco el límite. Esto ocurre tanto en diseños, especialmente complejos, o en materiales, demasiados juntos. Mucho  oro, miles de diamantes, etc., tal cual hemos visto aquí en más de una ocasión. Por ese motivo, cuando vemos algo hermoso y muy simple, es inevitable admirar el talento. En este caso, la colección Juste un Clou, que en español sería Solo un clavo, es el ejemplo perfecto. Sobre un objeto más que simple y cotidiano, se puede hacer una joya realmente hermosa.

La colección es pequeña. Se trata de anillos y brazaletes. En todos los casos pueden ser en oro blanco, oro rosa o en oro amarillo. Algunas piezas tiene un pavé de diamantes que el agregan un toque sofisticado que se agradece. En realidad esta colección es una re-edición de una de la década del 70  y para algunos debió ser una interpretación algo más actualizada. No comparto esa idea, la colección es espectacular.