Delicatessen

Christofle y su servicio para caviar

Honestamente el caviar es algo que le gusta a menos gente que la que dice gustarle. Porque sin duda comer caviar es algo que, considerando el precio, da cierto “prestigio”. Pero a quienes de verdad les gusta, saben que no se pude servir así nomás. Y no es una cuestión de simples formalidades, es una cuestión de necesidades del producto.

Una de las necesidades es la temperatura, que tiene que ser fría. El cubierto con el que se sirve influye mucho y según los expertos solo puede ser de nácar o de cuerno.

Tomando todo eso en cuenta Christofle ofrece un servicio para caviar ideal. Consta de un enfriador, que mantiene la temperatura necesaria. Tiene un sector cerrado donde va el caviar  y otro sector donde va el hielo.

Los elementos restantes son la cuchara y la espátula. Ambas de cuerno, con la base idéntica de estilo Imperio. Toda una belleza para una delicia que merece tanto cuidado.

Imagen: maisonlipari.ca