Hoteles

Casarse en el helipuerto del Burj Al Arab de Dubai, una boda de lujo

Hotel Burj Al Arab de Dubai

Cualquier novia que esté preparando su boda, tiene en su mente su boda perfecta, aunque hay veces que no todo el mundo puede tener el enlace que quisiera. Pero cuando el dinero no es problema, puede tenerse la boda de ensueño. Como por ejemplo casarse en el helipuerto del hotel Burj Al Arab de Dubai, eso sí es una boda con lujo.

Estas fechas son las típicas en que la mayoría de la gente celebra su boda, hasta el verano, principalmente por que comienza el buen tiempo y es más difícil que una tormenta arruine el paseo de la novia hasta el altar. Y también son fechas en las que no paran de surgir ideas en las revistas u otros medios para celebrar una boda.

Casi toda novia tiene una idea preconcebida de cómo le gustaría que fuera el día de su boda, pero por diferentes motivos no siempre se cumple el deseo. Cuando el motivo no es el dinero -una parte muy importante de la celebración de un enlace- es todo mucho más fácil. Por ejemplo si lo que se quiere es tener una boda de lo más original y que no se les olvide en mucho tiempo a los asistentes, es casarse en el helipuerto del hotel Burj Al Arab de la ciudad de Dubai, sin duda un lujo al alcance de muy pocos.

Si dispones de 55.000 dólares puedes hacerlo

Casarse en el helipuerto del hotel Burj Al Arab no es que sea muy caro para las cantidades de dinero que se mueven por esta ciudad, puedes hacerlo si dispones de 55.000 dólares. En este precio está incluido el traslado hasta el hotel que puede realizarse en un Rolls Royce Phantom o en un helicóptero Augusta 109, eso depende de los gustos de los novios.

Decoración boda

Además también se incluyen catas privadas con el chef ejecutivo del hotel Maxime Luvara y una planificación del pastel de bodas con el chef pastelero Johannes Bonin. El somelier Dimitra Dimitrov también prestará su ayuda para seleccionar cuidadosamente las bebidas que se servirán en el banquete de bodas. A todo esto hay que añadir que la novia tendrá acceso especial a las principales casas de moda y joyerías para adquirir lo que necesite para el enlace.

Un detalle que hay que tener en cuenta es que en estas fechas suele haber unos 41 grados por lo que la ceremonia de enlace no debería extenderse demasiado si quiere evitarse que algún invitado a la boda se deshidrate o sufra una insolación. Eso sí la boda será una de las más comentadas entre los asistentes.