Viajes

Bucea en la ciudad sumergida de Shi Cheng en China

Submarinismo

Si lo que buscas son unas vacaciones diferentes, puedes conseguirlo con un destino que pocos pueden permitirse: bucear en la ciudad sumergida de Shi Cheng en China. Situada bajo las aguas del lago artificial Quindao en la provincia de Zhejiang, su interés como destino turístico ha ido creciendo tras aparecer en un reportaje de National Geographic.

El lago en el que se encuentra fue creado tras la inundación del valle del río Xin´an, para la construcción de una central hidroeléctrica y cubre una superficie de 573 km². Este lugar también es llamado Las Mil Islas, por los numerosos islotes que alberga el lugar, rodeado además de frondosos bosques es uno de los entornos más bellos y exóticos de China -y un destino único para practicar el buceo-.

Buceo

La ciudad de Shi Cheng permanece inalterable en el tiempo

La ciudad de Shi Cheng ha permanecido inalterable durante sus más de 1.700 años de antigüedad y 53 que lleva sumergida. Mantiene en perfecto estado sus más de 250 arcos  y cinco puertas con sus correspondientes torres, así como sus calles y paseos empedrados, por los que se puede pasear y visitar gracias a la claridad de sus aguas. Como dato curioso, hay que decir que el agua del lago es potable, de hecho se utiliza para la producción del agua mineral Nong Fu.

Para poder visitarla el operador de buceo Big Blue, con sede en la ciudad de Shanghai, ofrece salidas de fin de semana dos veces al mes durante todo el año, incluso han llegado a descubrir partes de esta ciudad que aún no se conocían. Sin duda, se trata del destino soñado por todo amante del buceo y el submarinismo.

Tras el interés surgido a raíz de la publicación del reportaje de National Geographic, se consideró la idea de construir un túnel sumergido con capacidad para 48 personas y poder facilitar así el acceso a los turistas, pero se desestimó para poder preservar los enormes tesoros arquitectónicos que alberga la ciudad de Shi Cheng.

En definitiva, un destino que los aficionados al submarinismo y al buceo estarían encantados de poder visitar y, esperemos, que pueda hacerse durante mucho tiempo.