Otros articulos

Baños de lujo

baaos-de-lujo

El lujo en la decoración tiene un difícil manejo. Porque la posibilidad de pasarse un poco en el lujo, nos hace caer de narices en el más profundo mal gusto. Una decoración ostentosa, es una decoración desastrosa. Simplemente así, al menos desde mi punto de vista.

La decoración de los baños nos ofrece buenos ejemplos de que hacer y que no. Baños muy tecnológicos, muy eficientes y muy agradables a la vista pueden conseguirse con relativa facilidad hoy día. Poner detalles de nuestra personalidad en esa decoración es clave.

Pero con la misma facilidad nos ofrecen los más ostentosos. En especial, los que tienen detalles en oro y plata, me parecen de muy mal gusto en general.

La grifería de oro es un detalle que carece de criterio, no tiene otro sentido más que mostrar que se puede pagar una fortuna por una grifería, nada más.

No me refiero a que no sea una buena idea hacer una inversión importante en tener un baño lujoso. De hecho, lo es. El problema es que en estos casos, la oferta de artículos que no quedan bien, es cada vez más grande.

Imagen: piniluz.com

  • http://www.degacor.com/sanitarios Sanitarios

    Opino lo mismo, el estilo está mas en los detalles, no en la ostentación vulgar