Vehículos

Audi Q7, un gigante de lujo en la carretera

q7

Es difícil clasificar un coche como este Audi Q7. Es una máquina total, un todoterreno que destaca en muchas cosas. Todas sus cifras marean. Pocas cosas le faltan a este Audi Q7 3.0 TFSI quattro 333 CV Tiptronic. El Q7 es el máximo exponente de la marca de los cuatro aros. El más grande y el más pesado.

El frontal es agresivo y rotundo, con una línea hasta deportiva. La zaga resalta por su portón de formas sinuosas que se mete en la propia carrocería por los laterales y que es única en el mercado.

Calidad

Por dentro, la calidad Audi se ve, toca, se respira, se siente. La pantalla del ordenador de a bordo cuenta con dos opciones más de las habituales, una que te muestra consumo y recorrido a la vez y otra que te recuerda el nivel actual de la suspensión, de una a cinco.

El aire Audi en todo es innegable, comparte elementos con los pesos pesados de la familia. A8 y A7 Sportback difieren muy poco en la configuración interior. El tacto del volante multifunción sigue siendo exquisito, lo mismo que los asientos, en cuero y alcántara, y con un ajuste eléctrico impecable. Por 480 euros más son calefactables.

Cinco motores

El Q7 tiene cinco motorizaciones, 204, 245 y 340 CV en diesel, y 272 y 333 en gasolina. En cualquier caso, disponen de la tracción quattro y el cambio tiptronic.

El Q7 más económico (Advance) se puede adquirir por unos 57.000 euros,  mientras que la versión más equipada (Q7 V12 TDI) está en torno a los 155.000. El consumo, ya se sabe en estos casos, superior a los 13 litros cada 100 kilómetros en carretera.