Otros articulos

Aparcamientos de lujo

Hay cosas que en un lugar son habituales y en otro una rareza, por cierto, muy codiciada. Si es algo necesario pero a su vez que escaso por naturaleza (al menos en ese momento en ese lugar) el precio sube inmediatamente. Eso de la oferta y la demanda, algo con muy alta demanda y muy poca oferta, es algo con seguridad con un precio alto. Pues en algunos sitios, un aparcamiento es tan necesario como difícil de tener, por lo que se paga por el lo que se pida.

Es el caso de un edificio de lujo en New York. Manhattan tiene todo menos buenos lugares para estacionar y menos aún en zonas que se han puesto de moda y que tiene por lo tanto, alta demanda. Este edificio se encuentra en el Greenwich Village y para quienes estén por viajar a New York os doy la dirección, por si queréis conocer esta maravilla: 66 E, 11 th Street.

El edificio tiene solo 8 plantas  y en ellas se ubican los 6 apartamentos de súper lujo. Pero cuando digo súper lujo creo que esta vez bordeamos la locura. Un ejemplo de esto que nunca en mi vida había oído hablar: las duchas tienen agua enriquecida con vitamina C y con aloe vera. Si es que es cierto, suena muy, pero muy raro. En realidad son tantos los medios que afirman que así es que no nos queda otra que creerlo, pero es muy raro.

Volviendo al aparcamiento. Esos tan valorados 25 metros cuadrados tienen un precio de un millón de dólares. Es que poder ir del coche al salón del piso, sin pisar la calle, es algo muy extraño en esa ciudad, pero algo muy cómodo para cualquier persona.