Relojes

Antes de customizar un reloj de lujo

Todo cambia, es un hecho. Entre las muchas cosas que cambian, una muy importante es la nueva costumbre de customizar todo, sea lo que sea. Cada uno le quiere dar un toque personal a sus objetos, lo que no está mal, pero hay algunos con los que no debe hacerse  y las razones sobran. En estos días hemos visto algunos ejemplos que llevan a confusión, por lo que nos parece importante aclarar como son las cosas.

El primer motivo para no customizar un reloj de lujo es porque ya como viene, vale. Un Rolex vale por como es, tal vez me guste más uno que otro, pero sería como comprar un vestido de alta costura, traerlo a casa y cambiarle todo lo esencial. O lo hacemos con el verdadero modisto, o no se hace y listo.

El segundo motivo es más práctico. Si customizamos un Rolex se pierde la garantía, así de simple. Hay muchos expertos en Rolex que se atreven a modificarle muchas cosas, pero el día de mañana si necesitamos acudir a la garantía, esta ya no sirve, justamente por la manipulación que ha sufrido el reloj.

En estos días hemos visto en algunos portales varios ejemplos de este tema. Uno es un Rolex para San Valentín, con varios elementos alusivos a la fecha. Se trata de Rolex auténticos, pero al haber sufrido esta manipulación son un claro ejemplo de los que pierden la garantía-.

Antes de customizar un reloj de lujo, más vale tener muy en cuenta todo esto, o correr el riesgo concientes de lo que estamos haciendo, pero que no siempre nos advierten.