Hoteles

Andy Murray compra una mansión victoriana para hacer un hotel de lujo

fotomurray

Un hotel de gran lujo. Ese es el objetivo que se se ha marcado el número tres del tenis mundial, el escocés Andy Murray (Escocia, 1987), que acaba de adquirir un hotel ubicado en una bella mansión del siglo XIX situada muy próxima a Dunblane, en el centro de Escocia, localidad en la que el tenista pasó gran parte de su infancia.

Estilo victoriano

La mansión de estilo victoriano comprada por Andy Murray es actualmente un pequeño hotel de cuatro estrellas con 14 habitaciones. El tenista quiere aprovechar todo el potencial de la zona para convertirlo en un hotel de lujo de cinco estrellas y convertirlo en un próspero negocio.

Esta bella edificación, denominada Cromlix House, se construyó en 1874 sobre una parcela de 20 hectáreas de bosque y verdes prados, e incluso cuenta con un lago en el que se pueden pescar truchas.

Además, dispone de capilla, comedor, biblioteca, varios salones, un invernadero y una práctica sala de reuniones.

Primavera de 2014

El establecimiento tiene previsto reabrir en la primavera de 2014 tras las reformas que le convertirán en un alojamiento de cinco estrellas.

La compañía Inverlochy Castle Management International (ICMI) se encargará de la gestión del hotel, que incluirá un restaurante del cocinero francés Albert Roux, propietario en Londres de “Le Gavroche”.

Está previsto que las obras de rehabilitación del edificio victoriano concluyan poco antes de la Ryder Cup de golf de 2014, que se disputará en la localidad escocesa de Gleneagles, a pocos kilómetros del hotel.

El hotel que ahora ha comprado Andy Murray sirvió hace tres años para celebrar el enlace matrimonial de Jamie, hermano del tenista.

Andy Murray es el campeón del último Abierto de Estados Unidos y de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.