Delicatessen

Anchoas delicatessen para un aperitivo exclusivo

anchoas

Las conservas son uno de los productos que más fácilmente se encuentran dentro de los productos de delicatessen, gracias a su excelente sistema de conservación, son los productos en lata los que mejor mantienen sabor y presencia.

Productos en lata y de excelente calidad son comunes en las tiendas de delicatessen, pero entre ellos, hay un alimento propio de Cantabria y que se ha convertido en un alimento de lujo, este no es otro que las anchoas.

Las anchoas, un aperitivo de lujo

Amadas u odiadas, con las anchoas no hay término medio y es que este pescado tiene un sabor intenso y muy particular que lo convierte en el protagonista de cualquier mesa a la que es invitado. Las anchoas son un producto típico del Mar Cantábrico y una exquisitez muy bien valorada por algunos de los mejores paladares del mundo.

Pescadas en Santoña, una de las localidades cántabras con mayor tradición pesquera, las anchoas en conserva Solano Arriola son cuidadas y mimadas durante todo el proceso de selección y producción. La anchoa se pesca entre abril y mayo y se conserva en sal-muera. Manos expertas son las que vigilan la calidad de cada uno de los pequeños peces, limpiándolos de espinas y durezas para obtener filetes.

Tras una salazón de 7 meses, en los que cada filete obtiene el color y el aroma característico, se vuelve a limpiar, se lava y se envasan de forma artesanal, única forma de garantizar una excelente presentación al abrir la lata.

Semiconservas: lujo y calidad en la mesa

 Los productos en conserva son una excelente apuesta para acompañar un aperitivo o para un picoteo con amigos, a su increíble sabor y a su calidad, se une el hecho de que las conservas del pescado son una fuente importante de vitaminas y hierro.

¿Y tú, amas u odias las anchoas?