Restaurantes

Aldaba, cocina tradicional puesta al día

sala5

El restaurante Aldaba (Avda. Alberto Alcocer, 5, Madrid) inició su andadura en 1994 de la mano de José Luis Pereira, que ejerce como director de sala y demuestra la experiencia adquirida en importantes locales de la ciudad. Es un restaurante que apuesta sin concesiones por el producto. Los platos están elaborados con materias primas de primera calidad y destaca por su cocina de de mercado, de línea tradicional pero tratada desde la innovación.

El placer de la sencillez

El comensal busca en Aldaba la sencillez de lo bien hecho, de los platos que evocan sabores de otro tiempo. Croquetas, menestras, huevos escalfados, mollejas o cocochas, es la cocina de la abuela con un toque personal, atractivo y actual, por lo que nunca defrauda.

La sala es amplia, con una decoración sobria y elegante. Cuenta, además, con cinco reservados para adaptarse a las necesidades de los clientes.

La carta, aunque no es amplia, sí complace los distintos gustos del público y destaca la forma de presentar el steak tartare, quizás uno de los mejores que se pueden comer en Madrid.

Las carnes, que recuerdan reminiscencias vascas, también son otro de los atractivos de Aldaba. Producto de calidad y bien tratado.

Amplia bodega

En cuanto a la bodega, el restaurante nos ofrece una cuidada carta con cerca de 500 referencias que abarcan la mayoría de las denominaciones locales así como algunos vinos de otros países. Más que suficiente.

Ubicado en pleno centro financiero, es lugar común de encuentros entre notables personajes de los negocios y las finanzas.

Los precios por comer a la carta se sitúan en torno a los 65 euros por comensal.