Vehículos

A8 4.2 TDI, cuando conducir es un lujo

fotoaudi

El A8 es por lujo, tecnología, motorización y tamaño uno de los mejores automóviles jamás fabricados y su motor 4.2 TDI con 350 cv, uno de los diésel más potentes del mercado.

Muchos detalles

Estamos sin duda ante el coche más lujoso de la marca de los cuatro anillos. Todos los aspectos se han cuidado al detalle, y la sensación de confort cuando nos sentamos en su interior es insuperable.

Audi ha desplegado en este vehículo todo su arsenal de tecnología al servicio de la comodidad, el disfrute al volante y la seguridad. Incorpora un programador de velocidad activo capaz de acelerar y frenar el vehículo manteniendo las distancias de seguridad con los coches de adelante, visión nocturna, equipo de sonido de Bang & Olufsen con 19 altavoces y una potencia total de 1.400 vatios, asientos delanteros ajustables en 22 posiciones diferentes con calefacción, ventilación y función de masaje con cinco programas. Como se aprecia, todo está encaminado a convertir la conducción de un coche en una experiencia exclusiva y agradable.

Gran potencia

Su potencia le permite acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 5,5 segundos, y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h limitada electrónicamente. El consumo, aceptable, con sus menos de 8 litros a los 100.

Pese a que nos encontramos ante una de las berlinas más grandes del mercado, la marca alemana ha conseguido, gracias a las respuestas de su potente motor, que las sensaciones en la conducción nos recuerden a las de un vehículo deportivo.

El placer de conducir un A8 nos costará alrededor de los 100.000 euros, algo más de lo que hay que pagar por alguno de sus competidores, como el BMW 740 XDrive o el Mercedes Benz 350.