Viajes

954.000 dólares vale viajar al espacio con Leonardo DiCaprio

Casi un millón de dólares ha pagado un comprador anónimo por un asiento al lado del de Leonardo DiCaprio para viajar al espacio. La venta se produjo en la subasta anual que celebra la fundación AMFAR, cuyos beneficios se destinan a la lucha contra el cáncer.

La fundación AMFAR, cuya presidenta es la actriz Sharon Stone, celebra todos los años una subasta para conseguir fondos para destinarlos a la lucha contra el cáncer. Este año se celebró en la ciudad de Cannes y tenía como objetivo vender un asiento en una nave que volará al espacio el próximo año 2.015. En esta nave, y ahí estaba el reclamo, el comprador anónimo tendrá como compañero de viaje al actor Leonardo DiCaprio, aunque a él su pasaje le ha salido más barato, ya que solamente ha tenido que pagar 250.000 dólares.

El año pasado también se realizó una subasta de estas mismas características, y se consiguieron vender tres pasajes por un total de siete millones de dólares. Otras celebridades también tienen su billete reservado para otros vuelos, como Ashton Kutcher, Angelina Jolie o Justin Bieber.

La nave en la que volará lleva por nombre SpaceShip Two

El nombre de la nave en la que se aventurarán estos pasajeros es SpaceShip Two y tiene capacidad para seis pasajeros, además de dos pilotos. Todos ellos podrán viajar hasta la estratosfera y desde allí contemplar la tierra y experimentar una sensación de cierta ingravidez, aunque la experiencia no será como si viajaran a la luna.

La compañía que fletará estos vuelos es la Virgin Galactic, propiedad del multimillonario empresario dueño de la compañía aérea Virgin, Richard Branson, que también, como no podía ser de otra forma, viajará al espacio en compañía de su familia. Hasta la fecha ya hay unas setecientas personas que han entregado depósitos para reservar un asiento en los vuelos que está previsto que viajen al espacio.

La Tierra vista desde el espacio

Sin duda una experiencia inigualable, pues ver la perspectiva de nuestro planeta en medio del espacio no tiene comparación con nada que se pueda vivir en la tierra y si además con estas subastas se consigue recaudar fondos para destinarlos a la lucha contra una enfermedad tan devastadora, la iniciativa merece la pena.